SakryniaLa tierra de las lágrimas

Soy despreciado, odiado y perseguido. Destruyen todo aquello que posea o anhele. Pero cuando el Velo se pliega a mi voluntad y astillo sus huesos y reviento sus órganos y los vacío de su sangre sin tocarlos siquiera, entonces es cuando se que el camino del brujo merece todo ese sacrificio.
Yavdan, antes de morir por primera vez
edge
Stacks Image 462
En Sakrynia no hay magos con sombreros puntiagudos, ni escuelas de magia, ni bazares donde comprar objetos mágicos de carácter utilitario. En lugar de ello, nos encontramos una fuente de poder muy poderosa, muy complicada y muy peligrosa, tanto para quien la sufre como para quien la practica. Se trata de magia negra y recibe el nombre de brujería.

El origen del poder de la brujería, que se halla siempre fuera de la esfera mundana, se cree que proviene de dioses y demonios. Aunque esta creencia no se aleja demasiado de la realidad, sería más preciso afirmar que la brujería proviene de otra realidad distinta a la terrenal.

Los practicantes de la brujería son, con frecuencia, seres solitarios, ambiciosos, sin escrúpulos, con una gran sed de poder y una inclinación innata para la maldad. Ya sean sacerdotes creyendo entrar en contacto con su deidad, nobles cuya curiosidad desmedida les adentra en un camino sin retorno, o individuos muy perceptivos con gran facilidad para captar las señales que vienen de las otras realidades, acostumbran a ser retraídos, desagradables y poco empáticos en general.

La brujería en Sakrynia tiene tres “peldaños” o niveles de poder que hacen posible las peligrosas y desagradables proezas de los brujos. El más asequible para todo practicante de la brujería es el de los Misterios Ominosos. Un chamán, un cultista o un brujo limitado podría conocer uno o dos de los seis misterios pudiendo aprender más a medida que aumenta su entendimiento de las señales que llegan del otro lado del Velo.

El segundo escalón de poder se conoce como las Artes Prohibidas y únicamente están al alcance de los brujos más entregados y talentosos. Aunque solo existen dos artes diferentes, su conocimiento implica alterar la superficie misma del Velo, la frontera entre dimensiones, y moldearla fugazmente para lograr un impacto brutal en la realidad de Sakrynia.

Por último, solo los brujos más grandes de entre los grandes, son capaces de acceder a los Secretos Oscuros, el tercer nivel de poder. Se trata de hechizos terribles o poderosos rituales de mayor o menor duración que solo están disponibles, normalmente, mediante la combinación de un Misterio y un Arte.

Cuando un brujo desea utilizar su poder, primero debe liberarlo de las ataduras del Velo. Una vez que el poder ha sido liberado en la realidad de Sakrynia, el brujo debe contenerlo. Cuanto más violenta sea la liberación del hechizo más difícil será contenerlo y controlarlo. Si un practicante de la brujería libera un poder y fracasa al tratar de contenerlo sufrirá las consecuencias, lo que normalmente se traduce en un estigma sobrenatural conocido como la Marca del Brujo.
Stacks Image p653_n646
Stacks Image 1881
Stacks Image p653_n652