SakryniaLa tierra de las lágrimas

Somos jinetes del viento, gobernadores de los océanos y señores de los caminos, y traemos ante vos todo aquello que podáis soñar. Decidme que deseáis y os lo proporcionaré, mi señor… Por un precio justo, claro está…
Farael, comerciante thylslahrio
edge
Stacks Image 462
Los thylslahrios son una facción única, a menudo conocida como el pueblo del mar, que basa su poder en el dominio de las rutas comerciales y una comunidad con lazos muy sólidos.

Aunque son originarios de Thylslah (significa “la isla” en la lengua thylslahria), se han establecido a lo largo y ancho de todo Sakrynia.

Es muy frecuente encontrárselos en casi cualquier rincón, especialmente si éste se encuentra dentro de las fronteras imperiales, pero no es extraño descubrir thylslahrios establecidos en otros lugares del mundo.

Thylslah pertenece nominalmente al Magno Imperio de Darsham, al que se adhirió por voluntad propia comprando la paz con plata.

La Talasocracia de Thylslah paga un tributo enorme a los darshamitas y reconoce, al menos simbólicamente, al Gran Lobo como soberano único.

A cambio de un tributo desproporcionado, las Legiones Invencibles no pueden pisar territorio insular thylslahrio y sus caravanas disfrutan de condiciones muy favorables para comerciar dentro del imperio, como la utilización de las calzadas imperiales pagando unos aranceles muy inferiores a los que deben soportar las caravanas de otras facciones.

Los talasócratas proporcionan todo tipo de mercancías, desde telas y especias exóticas hasta seres humanos que sirvan para el servicio doméstico, como mano de obra o luchadores.

El pueblo del mar no recibe este nombre por nada. Los isleños son los únicos que se atreven, al menos en ocasiones, a navegar por el Mar de los Condenados, alejándose de la relativa seguridad que proporciona la cercanía a la costa.

Poseen embarcaciones construídas para tales menesteres y cuentan con la inestimable ayuda de las Amazonas de Tormenta, mujeres thylslahrias con un don innato que las protege de las misteriosas y violentas tempestades que asolan los difíciles mares de Sakrynia.

El Consejo de Yura gobierna la talasocracia mediante una asamblea de seis miembros; cinco de ellos pertenecen a las casas familiares más importantes, y el sexto asiento siempre permanece reservado para una amazona de tormenta de gran reputación.
Stacks Image p653_n646
Stacks Image 1881
Stacks Image p653_n652