SakryniaLa tierra de las lágrimas

Se acercó a la linde del claro y escrutó entre la calígine con las pupilas anormalmente reducidas por el poderoso narcótico que inundaba su sangre. La luna volvió a tenderle una mano generosa y argéntea, y comprendió que había encontrado lo que buscaba.
Bethleof, buscando desesperadamente a su hijo recién nacido
edge
Stacks Image 462
Hace 1.500 años, dos entidades de proporciones cósmicas, llamadas Baralk y Larmedys, se enfrentaron en un brutal duelo a muerte.

Durante el combate, Baralk logró romper en miles de pedazos la espada de Larmedys y aprovechando esa ventaja, acabó para siempre con su enemigo.

Algunos de los fragmentos de la espada y de la armadura de Larmedys flotan eternamente en el vacío pero, muchos otros, se precipitaron trágicamente hacia la superficie de Sakrynia.

Esos fragmentos, a los que el sumo sacerdote Yavdan dio el nombre de “lágrimas”, provocaron una catástrofe que destruyó el imperio metmethí y cambio Sakrynia para siempre.

El pomo de la espada de Larmedys quedó atrapado en una órbita alrededor de Sakrynia, convirtiéndose en la luna que hoy puede contemplarse en el cielo nocturno.

Muchos otros fragmentos cayeron al fondo de los océanos y uno, especialmente mayor que los demás y que fue parte de la hoja de Larmedys, dio lugar al nacimiento de una gran isla que hoy se conoce como Thylslah.

La influencia de la luna, cuando al seguir su órbita se acerca y se aleja de Sakrynia, propició la aparición de las mareas pero, además, al variar su distancia al planeta, altera las fuerzas de atracción entre los grandes fragmentos sumergidos en los mares, lo que provoca las violentas tempestades que han convertido los océanos de Sakrynia en una trampa mortal.
Cada diez días, la luna pasa de estar en su punto más alejado de Sakrynia a estarlo en el más próximo.

Cuando la luna está en su apogeo (más alejada de Sakrynia), la navegación se vuelve menos peligrosa pero el riesgo de una mar embravecida y traicionera no desaparece del todo. En cambio, cuando la luna está en su perigeo (más próxima al planeta) navegar se vuelve una empresa prácticamente imposible.

Los thylslahrios, tras vivir durante generaciones en su extraordinario suelo natal, presentan una capacidad que les proporciona cierta ventaja a la hora de evitar una tormenta o salir de ella.

Este don alcanza su máxima expresión en las Amazonas de Tormenta, siempre mujeres de pura sangre thylslahria que nacen con el don de predecir y evitar las tormentas.

Cuando una thylslahria nace en el momento en el que la luna se encuentra equidistante entre su apogeo y su perigeo, lo hace con el don de las amazonas, aunque este hecho es desconocido por los thylslahrios que no han encontrado explicación para este portento.

Las fases de la luna tienen su propio cliclo que es independiente del movimiento orbital y, por lo tanto, no influyen en este fenómeno aunque, cuando la luna esta a medio camino del apogeo y el perigeo y además se da luna llena, se producen nacimientos y otros eventos extraordinarios por todo Sakrynia.

Estos acontecimientos especiales no están limitados a la sangre thylslahria.
Stacks Image p653_n646
Stacks Image 1881
Stacks Image p653_n652